Durante el cambio de estación los niños están más expuestos a contraer gripe, faringitis, bronquitis y otros problemas de salud. ¿Cómo prevenir enfermedades típicas de este momento del año? Aquí algunas medidas que te ayudarán.

  • Lávate las manos por lo menos 5 veces al día, esto tiene un efecto protector contra la transmisión de males respiratorios.

  • Abrígalo, pero recuerda que protegerlo del frío no significa sofocarlo. En lugar de una sola prenda de abrigo usa varias de algodón, a modo de capas.

  • Que no se froten los ojos, nariz o boca. Evita el contacto con enfermos y así los contagios.

  • Mantén la higiene en el hogar. Ventila tu casa y desinfecta las áreas compartidas -en especial el baño y la cocina– y objetos personales, como cubiertos o vasos.

  • Consume alimentos con propiedades antibióticas, como miel jengibre o cebolla o frutas cítricas y verduras, como brócoli, zanahoria o espinacas refuerzan el sistema inmunológico.

  • Consultando con el pediatra, puedes vacunar a tu hijo contra la influenza a partir de los 6 meses.

  • Toma líquidos en cantidades suficientes, esto evita que las vías respiratorias se resequen.

  • Enséñale a tu hijo a estornudar o toser cubriéndose la boca y la nariz con un pañuelo o el brazo.

  • Si tu hijo muestra síntomas recurrentes, lo más aconsejable es llevarlo al doctor y evitar la automedicación.

  • Que no pase del frío al calor bruscamente y viceversa. Evita que se desabrigue a pesar de que sude al jugar. Modera la temperatura a la hora del baño.


Recuerda que en estos casos contar un seguro de salud siempre es una buena alternativa ya que, además de ofrecerte atenciones de enfermedades, te brinda servicios de emergencia ante cualquier eventualidad.

Los seguros de salud de Pacífico, ofrecen atención ambulatoria, médicos a domicilio y muchos otros servicios para ti y tus hijos. Además, incluyen chequeos médicos preventivos, sin costo, una vez al año.