Pasan los meses, tu bebé crece a pasos agigantados y cuando menos lo esperas, ya no cabe en su cunita. Entonces aparece la pregunta del millón: ¿comprar cama de grande o hacer colecho?

Cada opción tiene sus seguidores. Y para que decidas cuál funcionará mejor en tu caso, te damos algunas ideas para ayudarte a tomar una decisión:

La cama grande

  • Puede ser de tamaño mediano o grande. Si decides que sea mediana, debes tener en cuenta que tendrás que cambiarla nuevamente cuando tu hijo tenga el clásico estirón de la adolescencia.

  • Considera comprar una cama a la que puedes adherirle barandas altas mientras aún sea bebé, y quitarlas con el tiempo.

  • Las mamás que prefieren estas camas, señalan que uno de sus beneficios es que permiten descansar a los padres, ofreciendo seguridad y comodidad al bebé.

  • Los defensores de las camas de grande aseguran que estas forman en el niño un carácter más independiente, al ofrecerles mayor espacio y desvincularlos de la cuna, típicamente asociadas a los bebés.

Colecho

  • Se trata básicamente de permitir que el bebé duerma en la misma cama que los padres.

  • Es recomendable que no se practique más allá de los 5 o 6 años, pero todo dependerá de la comodidad, tanto de los padres como del niño.

  • Es considerada una práctica integradora y positiva tanto para el bebé como para los padres.

  • Los defensores del colecho sostienen que la madre está más al pendiente de las necesidades del bebé, por lo tanto, este llorará menos y su nivel de estrés será menor, teniendo un impacto positivo en el desarrollo emocional del pequeño.

  • El colecho refuerza el vínculo afectivo y puede darle al niño a futuro, más autoestima, autocontrol, seguridad en sí mismo, tolerancia al estrés y mayor nivel de optimismo.

Recuerda que nadie conoce mejor que tú la personalidad, las necesidades y el comportamiento de tu bebé. Sin embargo, tal como Flavia, puedes buscar el consejo de otras madres en grupos online. Conoce más de su caso en este video.


Cuidar la salud de tu bebé es fundamental para asegurar su desarrollo. Recuerda que contar un seguro de salud siempre es una buena alternativa ya que, además de ofrecerte atenciones de enfermedades, te brinda servicios de emergencia ante cualquier eventualidad.

Si estás interesado en adquirir un seguro de salud, te invitamos a conocer más sobre las alternativas que Pacífico Seguros tiene para ti.