Apenas se despiertan comienzan a moverse, tocan todo lo que está a su alrededor y su inquietud continúa hasta que se quedan dormidos por la noche. Se trata de niños hiperactivos. Es decir, pequeños que presentan un alto y descontrolado nivel de actividad. Y, además, actúan siguiendo sus impulsos, sin detenerse a pensar en las consecuencias.

Si tu hijo es hiperactivo aquí te damos algunas ideas para que esté siempre entretenido y protegido:

  • Mantén una agenda organizada de actividades diarias, para enseñarles a ordenarse y evitar frustraciones.
  • Establece normas por escrito, relacionadas a horas de juego, distracciones o estudio.
  • Incluye rutinas de respiración y técnicas de relajación para ayudarlo a tranquilizarse y reducir su impulsividad.
  • Ejercita su capacidad de atención y concentración, a través de actividades como armar rompecabezas, hacer sudokus, colorear mandalas, entre otras.
  • Llévalo a espacios abiertos, como la playa, el campo o parques donde pueda utilizar toda su energía.
  • Recurre a libros o video - cuentos con historias de personajes que han logrado manejar su hiperactividad.
  • En ocasiones, los niños hiperactivos actúan sin medir las consecuencias. Por ello, debes instalar elementos de protección, como bloqueadores de tomacorrientes, mallas protectoras en los balcones o fundas para los muebles con punta.
  • Si sientes que la hiperactividad de tu hijo es difícil de controlar busca el consejo de un psicólogo o un psicoterapeuta.

Recuerda que en estos casos contar un seguro de salud siempre es una buena alternativa ya que, además de ofrecerte atenciones de enfermedades, te brinda servicios de emergencia ante cualquier eventualidad.

Si estás interesado en adquirir un seguro de salud, te invitamos a conocer más sobre las alternativas que Pacífico Seguros tiene para ti.