Diccionario Póliza-Español

¿Un término difícil de entender? No te preocupes, encuéntralo aquí.

Entiende a los seguros de la "A" a la "Z"


  • Accidente blanco

    Los accidentes pueden causar daños tanto materiales como personales. A los accidentes que solo ocasionan pérdidas materiales se les llama “accidentes blancos”

    Por ejemplo: Si en un choque de dos autos resultaron dañadas las carrocerías, pero afortunadamente todos los pasajeros salieron ilesos, se trataría de un accidente blanco.

  • Ajustador de Siniestros

    Es aquella persona que de manera independiente e imparcial determina qué originó un accidente, cuándo ocurrió, en qué circunstancias, cuál fue la magnitud de los daños, cuál será el costo de las reparaciones necesarias, si se cumplieron los requisitos para tener la cobertura y demás condiciones acordadas en póliza.

    Es muy importante colaborar con las investigaciones del ajustador y brindarle la información que requiera para hacer su análisis.

    Hay que tener en cuenta que el informe de este profesional independiente no es vinculante para las partes, es decir, la aseguradora o el asegurado pueden manifestar su desacuerdo con el informe del ajustador. En esos casos tanto la aseguradora como el asegurado tendrán que acordar cuál será el procedimiento legal a seguir para resolver el desacuerdo.

    No hay que confundir al ajustador con ASESOR DE ACCIDENTES, quien es la persona que te orienta en los trámites administrativos y policiales que debes seguir, además de reportar los daños de los bienes y/o personas afectadas por el accidente.

  • Atención a crédito

    Todas las atenciones que se realizan dentro de la red de centros de salud afiliados a tu seguro, pagando solo el deducible y coaseguro, son consideradas como atenciones a crédito.

    Por otro lado, si es que vas a un centro de salud que no está afiliado a tu plan o seguro tendrás que pagar el monto total de la consulta, y luego solicitar un reembolso si es que lo tienes como parte de los beneficios de tu seguro de salud.

    Aquí, algunas instrucciones para atenderte por la modalidad de ATENCIÓN A CRÉDITO:

    1. Programa tu cita vía telefónica en la clínica afiliada de tu elección.

    2. El día de tu cita acércate al área de Admisión Ambulatoria y presenta tu Documento de Identidad para que generen tu orden de atención; con ella pagarás el deducible.

    3. Si requieres exámenes adicionales o medicinas, deberás asumir el coaseguro correspondiente.

  • Atención a reembolso

    Si necesitas atenderte en el extranjero o con un especialista que no está disponible en los centros de salud afiliados a la red de tu seguro, entonces necesitas una ¡ATENCIÓN A REEMBOLSO!

    Este tipo de atención te da la posibilidad de atenderte en el centro de salud que necesites y luego solicitar a tu seguro la devolución de un porcentaje del costo. El monto que te devolverá el seguro se calcula según un tarifario y luego de aplicar el deducible y coaseguro.

    ¿Cómo solicitar un reembolso?

    Debes presentar a tu seguro la siguiente documentación como máximo 90 días después de tu atención médica:

    • Solicitud de Reembolso llenada y firmada por el médico tratante.
    • Receta original brindada por el médico tratante.
    • Orden de exámenes auxiliares original (laboratorio, imágenes, patología, entre otros) solicitados por el médico tratante, si es que aplica.
    • Boleta o factura original por los honorarios médicos, gastos de farmacia y / o exámenes auxiliares (laboratorio, imágenes, patología) si es que aplica, a nombre del paciente.
    • En caso de una operación: Copia del reporte operatorio.
    • En caso de análisis patológicos: Copia del resultado de anatomía patológica.
    • En caso de hospitalización: Copia de epicrisis.

    El reembolso será hecho entre 5 y 15 días laborables.

  • Beneficiario

    Es la persona o personas, elegidas por el Asegurado, para recibir el beneficio monetario establecido en una póliza. Este término es comúnmente utilizado en los seguros de vida, accidentes personales y rentas vitalicias.

    ¡OJO! Es importante que sepas que, entre el asegurado y los beneficiarios, debe existir algo que se llama INTERÉS ASEGURABLE. Es decir, los beneficiarios deben tener algún tipo de vínculo importante con el asegurado, como por ejemplo, ser familiares directos.

  • Capa Compleja

    Este concepto está relacionado al mundo de los planes de salud EPS, específicamente con los diagnósticos.

    Se le llama diagnóstico de CAPA COMPLEJA a aquellos que se dan con menor frecuencia y que tienen mayor complejidad en cuanto al tratamiento.

    Algunos tratamientos de diagnósticos de Capa Compleja son: diálisis por insuficiencia renal, cirugía cardiovascular, cesárea, diabetes tipo I, entre otros.

    Saber en qué tipo de capa (compleja o simple) está tu diagnóstico, es importante para determinar algunas coberturas de tu EPS.

  • Capa Simple

    Este concepto está relacionado al mundo de los planes de salud EPS, específicamente con los diagnósticos.

    Los diagnósticos de CAPA SIMPLE son aquellos de baja complejidad y que se dan con mayor frecuencia que otros.

    Algunos diagnósticos de Capa Simple son: asma, faringitis, dermatitis, infección intestinal, consultas pre y post natales, entre otros.

    Saber en qué tipo de capa (compleja o simple) está tu diagnóstico, es importante para determinar algunas coberturas de tu EPS.

  • Certificado de Supervivencia

    Este término está relacionado al seguro de Rentas Vitalicias. Es un documento que sirve para comprobar que el pensionista sigue con vida, que nadie lo suplanta y que, por lo tanto, tiene derecho al pago de su pensión.

    Este certificado debe ser renovado cada año desde que se adquiere la Renta Vitalicia. Para hacerlo solo debes acercarte a las oficinas de Pacífico con tu DNI y preguntar por el proceso de renovación o puedes hacerlo desde tu AFP.

    Si vives en el extranjero, deberás acercarte a la oficina consular de Perú en dicho país y luego visar el certificado por medio del Ministerio de Relaciones exteriores en Perú. Luego, puedes enviar el documento original del Certificado de Supervivencia a nuestras oficinas o a nuestro mail: servicioalcliente@pacificovida.com.pe

  • CIC

    Son las siglas de Cuenta Individual de Capitalización.

    Este término se usa en los seguros de Rentas Vitalicias y Vida Inversión.

    En esta cuenta se registran todos los aportes obligatorios y voluntarios, de manera individual, de cada asegurado, así como las ganancias que se obtienen por estos aportes. Está conformada por la Libreta de Capitalización de AFP y la Libreta Complementaria de Capitalización AFP.

  • Coaseguro

    Cuando vas al médico, después de la consulta, puedes tener una receta con los medicamentos necesarios para recuperar tu salud o puedes recibir indicaciones de exámenes o procedimientos que ayuden al médico a hacerte un diagnóstico más preciso.

    Cuando pagas por las medicinas o por los exámenes o procedimientos indicados tienes que asumir una parte del pago total, ese es el coaseguro.

    Este coaseguro puede estar cubierto en distintos porcentajes, desde el 0% con lo cual tendrías que asumir todo el costo; hasta el 100% , con lo cual no tendrías que hacer ningún pago ya que todo estaría cubierto por el seguro.

    Por ejemplo:

    Si te duele mucho la espalda y el médico internista te deriva al neurocirujano, y él a su vez te indica una resonancia magnética, este examen tendría que ser pagado con un coaseguro.

    En el supuesto que el examen cueste S/1000, si por ejemplo tienes un seguro Multisalud y este te brinda una cobertura al 90%, quiere decir que tendrías que pagar solo S/ 100 y los otros S/ 900 los asume tu seguro de salud.

    Si vas por una tos y el médico internista te da una receta, puedes comprar las medicinas con cobertura al 90% en la farmacia que prefieras.

  • Cobertura

    Es todo aquello frente a lo cual tu seguro se compromete a protegerte.

    Estos compromisos están listados en tu contrato (póliza de seguros). Las coberturas están relacionadas a los riesgos que podría afrontar el asegurado en su día a día, y que son las razones por las que adquiere un seguro.

    Aquí algunos ejemplos de coberturas para los seguros de:

    • Salud: enfermedades, maternidad, accidentes que puedan alterar tu salud.
    • Autos: robo, daños por choque, daños a personas dentro o fuera del auto.
    • Hogar: inundaciones, robo, terremotos.

    Asegúrate de que la cobertura responda a tus necesidades y a tus preocupaciones. Lee bien la parte de cobertura y firma tu póliza solo si estás convencido de que esas coberturas son exactamente lo que necesitas. Recuerda que lo más importante que asegura un seguro, es tu tranquilidad.

  • Cobertura para la Edificación

    Imagina que un día llegas a tu casa después de un pesado día de trabajo y lo primero que encuentras es una tubería rota que inundó todo. ¿Pesadilla absoluta, no?

    Bueno, para estar protegido contra percances como ese, recomendamos conocer de qué se trata la cobertura para la edificación.

    Los seguros de hogar tienen una cobertura que te permite proteger la estructura de tu hogar, es decir, las paredes, tuberías e instalaciones fijas, como vidrios, espejos, cristales, lozas sanitarias o vitrales, instalados en ventanas, las puertas, las marquesinas o la fachada de tu edificación, así como los artefactos sanitarios del cuarto de baño.

    Gracias a esta cobertura puedes estar protegido ante accidentes como:

    • La inundación de la casa o departamento por una avería en las tuberías o un cortocircuito.
    • Catástrofes como: terremotos, maremotos, temblores e incendios que puedan afectar la casa.
    • Que a consecuencia de una construcción o un accidente en la vivienda vecina, se dañe también tu propiedad.

    Esta cobertura protege al 100% el valor comercial para departamentos y el valor de reconstrucción para casas.

    Con un Seguro de Hogar tendrás la tranquilidad de que tu hogar sea siempre un dulce hogar.

  • Convenio golpe por golpe

    Es aquel que se realiza entre dos conductores que han sufrido un accidente dañando mútuamente sus vehículos. Este convenio se da cuando el accidente no ha sido grave ni ha producido una emergencia.

    Para que este convenio tenga lugar, ambos conductores deben contar con un seguro y estar de acuerdo en solucionar el problema cada uno por su lado, con su respectiva aseguradora.

    Así todo se arregla de manera simple y feliz : Golpe por golpe. Aseguradora por aseguradora.

  • Copago

    Pago fijo que un asegurado debe hacer cada vez que se atiende con su seguro de salud.

    Por ejemplo si cuentas con un seguro y al momento de la consulta te cobran S/.50.00, este monto es el valor del copago. Por el resto del costo de la consulta no debes preocuparte porque ese porcentaje lo cubre el seguro.

    El valor del copago varía según la clínica y el tipo de seguro.

    ¿En qué casos no debo pagar el COPAGO?

    • Controles preventivos. Ej. Chequeo oncológico anual. (seguro oncológico)
    • Programas de control en atención materno infantil.
    • Atención de emergencias.
    • Control del niño sano
  • Deducible

    Los seguros están creados para cubrir los gastos grandes que pueden presentarse cuando hay un accidente o un problema de salud. Sin embargo, para activar el seguro también hay un monto menor que debe asumir el asegurado, este monto se llama deducible.

    En el caso del seguro de autos, este protege tu vehículo cubriendo gran parte de los gastos que sean necesarios para atenderte en caso de algún accidente. El otro porcentaje mínimo que debes pagar como asegurado es el deducible.

    Un par de ejemplos para ver cómo funciona el deducible en los seguros:

    Seguro de Autos: Imagina que chocaste tu auto y que repararlo cuesta S/ 1500. En ese caso el seguro cubriría S/1350 y tu deducible serían S/150.

    Seguro de Salud: Cuando vas al médico, antes de atenderte haces el pago de un monto fijo por la consulta. Este monto es el deducible y depende del tipo de seguro y de la clínica en la que te estás atendiendo.

    El monto de deducible está detallado en tu póliza de seguros. Revísala y conoce cuánto deberás pagar en caso necesites usar tu seguro.

  • Edad actuarial

    Para calcular la prima del seguro de vida se toma como referencia la edad actuarial de la persona que va a contratarlo.

    ¿Cómo se calcula?

    Se cuentan la cantidad de meses que faltan para tu próximo cumpleaños. Si faltan menos de 6 meses, tu edad actuarial es la que cumplirías en tu siguiente cumpleaños.

    Por ejemplo:

    Para contratar una póliza del seguro de Vida Inversión, se deben tener entre 18 de edad cronológica y 65 años de edad actuarial

    Por lo tanto, si tienes 65 años, 6 meses y 1 día. Para la aseguradora, tendrás una edad actuarial de 66 años y no podrías contratar ese seguro. Pero si tienes 65 años y 3 meses. Para la aseguradora seguirás en los 65.

    En conclusión, tendrás siempre un año más, cuando han pasado más de 6 meses desde tu última fiesta de cumpleaños.

    Así que la próxima vez que te pregunten por tu edad, puedes sorprender a la persona pidiendo que aclare si se refiere a tu edad cronológica o actuarial.

  • Emergencia

    Una emergencia es una situación inesperada que pone en peligro tu vida o en grave riesgo tu salud, por lo que necesita de atención médica inmediata. Existen dos tipos:

    Emergencia médica: un ataque cerebro – vascular, un infarto al corazón, pérdida de conocimiento, abundante pérdida de sangre o hemorragia, dificultad respiratoria prolongada, dolor intenso en la zona del pecho, convulsiones.

    Emergencia accidental: electrocución, asfixia por inmersión, caída de altura, accidente de tránsito

    ¿Sabes la diferencia entre emergencia y urgencia?, te lo decimos cantando en este video.

  • Endoso

    Todo tiene solución, dicen. Pero, ¿qué harías si hay un error o se requiere hacer una modificación en un contrato de póliza de seguros?

    • A. Te pones triste porque no hay solución.
    • B. Solicitas un endoso en el contrato.

    ¿Escogiste la opción B? ¡Excelente!

    Un endoso es un documento que se anexa después de la emisión de la póliza, para realizar modificaciones o nuevas declaraciones del cliente. Estos cambios tienen efecto en cuanto el cliente recibe la confirmación de la empresa aseguradora.

    Todas las pólizas permiten endosos, que pueden ser por ejemplo, la corrección en un nombre mal escrito, el cambio de domicilio, el cambio en el monto de una suma asegurada.

    Antes de firmar el contrato del seguro, recuerda leer con cuidado cada una de sus partes, incluyendo los anexos, y preguntarle a tu ejecutivo, sobre la posibilidad de hacer un endoso en caso haya algún punto que desees modificar.

  • Exclusiones

    Son situaciones no cubiertas por el seguro y que están detalladas en la póliza o plan de salud (EPS).

    Algunos ejemplos de exclusiones son malas prácticas o actos ilegales.

    Por ejemplo, en los siguientes seguros existen estas exclusiones:

    • Seguros Vehiculares: no están cubiertos los accidentes producto de manejar ebrio o por no cumplir con las señales de tránsito.
    • Seguros de Salud: cirugías estéticas, tratamientos de fertilidad, preexistencias, medicamentos experimentales.
    • Seguros de Daños: Deterioro gradual o desgaste natural.

    Lee bien tu póliza para conocer y entender las exclusiones de tu seguro.

  • Incapacidad permanente

    Se dice que una persona está incapacitada permanentemente cuando a pesar de haber estado en tratamiento y de haber sido dado de alta, sus capacidades no han sido restablecidas para seguir realizando el trabajo con el que tenía la cobertura del seguro. Una incapacidad permanente puede ser total o parcial.

    Este término se relaciona mucho con seguros de trabajo (SCTR).

    El diagnóstico de incapacidad permanente debe ser avalado por un médico especialista, quien además debe establecer el porcentaje de incapacidad, si es total (100%) o si es parcial (menos del 100%). El porcentaje de indemnización está directamente relacionado con el porcentaje de incapacidad. De ser el 100% la indemnización será el total del valor asegurado para incapacidad total permanente.

    El valor de la indemnización se realizará en un solo pago o en pagos mensuales, según la modalidad de seguro que se haya adquirido.

  • Incapacidad temporal

    Se dice que una persona tiene una incapacidad temporal cuando se encuentra temporalmente impedida de trabajar debido a una enfermedad o accidente, ocurrido dentro o fuera del trabajo con el que tiene cobertura de su seguro.

    Por ejemplo: Ceguera temporal, una fractura, problemas respiratorios, etc.

    El monto de la indemnización depende del tipo de seguro, del valor asegurado y de las circunstancias en las que ocurrió la lesión.

  • Periodo de Carencia

    Es el tiempo en el que las coberturas de tu seguro aún no están activas.

    El periodo de carencia existe para que todos las personas que forman parte del gran grupo de asegurados, entren en igualdad de condiciones.

    Por ejemplo, si uno de los miembros ingresara con una enfermedad previa a su inscripción, esta tendría que ser atendida y ocuparía gran parte del dinero del grupo, mientras que los demás aportantes tendrían menos opciones de usarlo.

    Por esta razón, las enfermedades o condiciones médicas que se diagnostiquen en este periodo no serán cubiertas por la póliza más adelante.

    Este periodo es desde 30 días calendario para atenciones y 90 días calendario para atenciones oncológicas, ambos en Perú.

    ¡Ojo! Los periodos de carencia no aplican para enfermedades que puedan poner en riesgo tu vida y demanden una atención de emergencia. Este tipo de situaciones SÍ serán atendidas. Por ejemplo: derrame cerebral, infarto cardiaco o apendicitis.

  • Periodo de Espera

    El tiempo de espera es un tiempo extra al periodo de carencia. Durante este tiempo, las coberturas del seguro aún no están activas pero las enfermedades o condiciones médicas que se presenten durante este tiempo SÍ serán cubiertas en cuanto se cumpla este periodo.

    Recuerda que el periodo de espera no aplica para algunas enfermedades que pongan en riesgo tu vida y necesiten de atención de emergencia. Estas son: derrame cerebral, infarto cardiaco y apendicitis.

    Los tiempos de espera son:

    • 18 meses para maternidad.
    • 24 meses para transplante de médula osea y enfermedades congénitas no diagnosticadas.
    • 10 meses para enfermedades y atenciones como: Enfermedades de útero, hernias, enfermedades a la columna, vesícula, etc.

  • Póliza

    Es un conjunto de documentos en el que están escritos todos los compromisos, términos y condiciones de la cobertura de tu seguro.

    La póliza te la da tu empresa aseguradora y es un contrato formal que tiene partes importantes que debes revisar con mucha atención.

    • Sumario: resumen del contenido de la póliza.
    • Aviso de cobranza: detalle del monto y las fracciones en las que se realizará el pago.
    • Convenio de pago de primas: Establecimiento de cuotas y condiciones de pago.
    • Condicionados: Especificaciones de las coberturas.

    La póliza contiene información importante para el buen uso de tu seguro. Revísala muy bien y guárdala.

  • Preexistencia

    Todo aquello que existía antes de comenzar algo nuevo.

    En el mundo de los seguros, las preexistencias son todas las enfermedades o condiciones de salud, diagnosticadas por un médico y conocidas por el asegurado, antes de la contratación del seguro o dentro del periodo de carencia.

    Las preexistencias no son cubiertas por el seguro, ya que un seguro de salud es para un riesgo futuro desconocido.

  • Prima

    La prima puede ser la hija del hermano de tu papá o, como en este caso, el pago que realizas a cambio de estar protegido por un seguro.

    La prima puede ser pagada en cuotas mensuales, semestrales o anuales dependiendo de lo que esté establecido en tu póliza de seguro.

    El débito automático es una modalidad de pago muy cómoda que te da la facilidad de estar al día en tus pagos, sin necesidad de tener que recordar fechas, ir a bancos o a oficinas de Pacífico.

    Consulta con tu asesor cómo afiliarte al débito automático y disfruta de la tranquilidad de estar al día con tu seguro.

  • Reaseguro

    Todos necesitamos un seguro: ¡incluso un seguro! El Reaseguro es “el seguro del seguro’’. Se trata de un contrato que suscribe tu compañía de seguros con otra compañía, para que asuma parte o la totalidad del costo de un posible siniestro. Esto, para cubrir riesgos costosos.
  • Receta Larga

    Se dice que una receta es larga cuando el médico emite una receta que incluye medicinas para un tratamiento que el paciente requiere seguir por más de un mes.

    Los diagnósticos, generalmente, son de capa compleja y son tratamientos para los que se requieren consultas con médicos especialistas.

  • Renovación

    Renovar significa: Volver a empezar, fortalecer los lazos y reafirmar algo.

    Renovar un seguro es justo eso. Darle un nuevo inicio al tiempo de cobertura de tu póliza, fortalecer la relación con tu compañía de seguros y reafirmar el deseo de querer seguir protegido.

    Si tu seguro está a punto de vencer, contáctate con tu asesor para que, con anticipación, te ofrezca la cotización de la renovación de tu seguro.

  • Renta Privada

    Este seguro te garantiza, que como titular de la póliza, recibirás un ingreso mensual de por vida, el cual se encuentra financiado por el pago de una prima única (ahorro, patrimonio, herencia, etc.) hecha por ti al momento de la contratación.

    Además, al contratarlo tienes la opción de decidir si incluyes o no a los beneficiarios de ley.

  • Renta Vitalicia

    ¿Sabes cómo cubrirás tus gastos cuando llegue el momento de jubilarte? Existen muchas opciones, una de ellas es tener la Renta Vitalicia: Que es un seguro de vida que te permite destinar tu fondo de la AFP al pago de una pensión de por vida, otorgada por tu seguro. La finalidad de este seguro es planificar el ahorro del dinero y distribuirlo en pagos mensuales.

    Con Pacífico, existen 6 formas de obtener este tipo de pensión:

    1. Retiro Programado (RP)

    Percibes por parte de la AFP una pensión mensual con cargo a la Cuenta Individual de Capitalización (CIC), sin Renta Vitalicia. El saldo aumentará o disminuirá de acuerdo a la rentabilidad que genere el fondo (hasta que el saldo se extinga).

    2. Renta Vitalicia Familiar Inmediata (RVF)

    Contratas con una compañía de seguros el pago de una renta mensual hasta tu fallecimiento. Luego de éste, tus beneficiarios reciben pensiones de sobrevivencia según ley.

    3. Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida

    Parte de la CIC se reserva para obtener de la AFP una renta temporal de 1 a 5 años (se comporta como el RP), y se cede el saldo restante a Pacífico para una Renta Vitalicia (como en la RVF).

    4. Renta Mixta/Combinada

    Contratas un Retiro Programado (RP) y una Renta Vitalicia Familiar Inmediata (RVF) de manera simultánea. En el caso de la Renta Mixta, la moneda utilizada para el pago de la pensión, será en dólares ajustados y para Renta Combinada el pago de la pensión será en soles ajustados.

    5. Renta Bimoneda

    Contratas dos Rentas Vitalicias Inmediatas de manera simultánea, una en Soles y otra en Dólares, ambas otorgadas por la misma compañía de seguros.

    6. Renta Escalonada

    Está compuesta por dos tramos de periodo de pensión pagados por la compañía de seguros; en el caso del primer tramo el periodo máximo es de 20 años y para el segundo tramo podrá ser, según elección del afiliado, equivalente al 75% o 50% de la primera pensión del primer tramo. Esta modalidad de pago solo aplica para una Renta Vitalicia de Jubilación.

  • Responsabilidad Civil

    Es un tipo de cobertura que ofrecen algunos seguros para cubrir daños a terceras personas producto de algún accidente provocado por el asegurado.

    Acá te presentamos algunos ejemplos en los que podrías necesitar una cobertura por responsabilidad civil.

    • Si al construir tu casa dañas parte de la propiedad del vecino.
    • Si al manejar, chocas y dañas el vehículo de un tercero.
    • O si un servicio que brindas, falla afectando a un cliente.

    Un seguro con este tipo de cobertura, te dará tranquilidad a ti y a todos los que te rodean.

  • Salvamento

    Este término está relacionado con seguros patrimoniales, como el seguro de hogar, empresas o autos.

    El salvamento se realiza por medio de una serie de operaciones que tienen la finalidad de rescatar los bienes materiales que puedan tener algún valor comercial, tras haber ocurrido un siniestro.

    Por ejemplo, si hubo un incendio en tu empresa y lo único que quedaron fueron máquinas malogradas en calidad de chatarra, la aseguradora se encargará de salvar ese material, trasladarlo del lugar del siniestro a un lugar seguro y evaluar la ganancia que este pudiera representar al momento de ser vendido. Hay situaciones en las que las aseguradoras ayudan a los asegurados a subastar estos bienes.

  • SCTR

    Son las siglas de: Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo.

    Nadie está libre de tener que afrontar un accidente laboral. Si trabajas y eres el sustento de tu familia, un accidente de este tipo podría afectar tus planes futuros.

    Es por eso que el estado, mediante el Decreto Supremo No. 009-97-SA y modificado por el Decreto Supremo No. 003-98-SA, creó el Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo (SCTR).

    Este seguro brinda la cobertura de atención médica o prestaciones económicas que pueda requerir un trabajador a consecuencia de un accidente de trabajo o enfermedad profesional.

    Este seguro está disponible en Pacífico para que las empresas puedan darles protección a sus trabajadores. Si necesitas más información sobre este seguro no dudes en contactarte con tu asesor.

  • Seguro de contenidos

    El seguro de contenido es una cobertura que pertenece al Seguro Hogar.

    Un Seguro de Contenido es aquel que protege los bienes que se encuentran al interior de tu casa, de situaciones como robos, incendios, inundaciones, etc.

    ¿Cuáles son los principales beneficios de un Seguro de Contenidos?

    • Protege los bienes dentro de tu hogar, como equipos electrónicos y muebles.
    • Te da una indemnización que te ayudará a recuperar tus bienes en caso de robo y reparar los daños que éste pueda ocasionar.
    • Protege contra daños ocasionados al contenido de la vivienda a causa de terremotos, incendios, inundaciones, etc.
  • Siniestralidad

    Es la medición de la cantidad de siniestros que puede haber tenido una persona en un periodo de tiempo.

    Por ejemplo, en el caso de un seguro de auto, la Siniestralidad dependerá de la cantidad de accidentes que tenga esta persona en un año.

    Este indicador tiene efecto en el costo de la prima al renovarse el seguro al año siguiente.

    ¡Así que a manejar bien y atentos siempre!

  • Siniestro

    Son todos los accidentes/inconvenientes que están contemplados en tu póliza de seguros.

    Un siniestro no es el peligro de que algo pase y tampoco es cualquier desastre. En el mundo de los seguros, para que algo sea considerado un siniestro, debe estar contemplado como tal en tu póliza de seguros, de no ser así, solo será un acontecimiento negativo, pero no un siniestro.

    Revisa tu póliza y asegúrate de que los siniestros que más te preocupan estén contemplados en tu póliza, porque serán esos en los que tu aseguradora te brindará ayuda y tranquilidad.

  • Suma asegurada

    Es la cantidad de dinero máxima que el seguro le dará al asegurado en caso ocurra un siniestro. Este dinero tiene como objetivo cubrir cualquier tipo de reparación, reposición o indemnización que esté contemplada en la póliza de seguro.

    El valor de la suma asegurada varía según la cobertura del seguro, para que el asegurado pueda contar con la cantidad necesaria de dinero al afrontar un siniestro. Ni más, ni menos.

    Por ejemplo, en el caso de un Seguro de Viajes, la suma asegurada en caso de pérdida de equipaje será distinto y, probablemente menor, que la suma asegurada para cubrir un problema de salud en el extranjero que requiera hospitalización.

  • Tablas de mortalidad

    Son una herramienta estadística utilizada en diversas actividades (incluyendo seguros) que permite calcular la probabilidad de fallecimiento de los miembros de un determinado grupo de la población a una edad determinada o durante un período definido. Además, permite realizar otras estimaciones como la expectativa de vida de una población.

    Estas tablas se basan en estadísticas de la población recopilados durante varios años y suelen dividirse por género y/o condición de fumador o no fumador. En el caso de las compañías de seguros, las tablas de mortalidad se usan para definir las primas y reservas de las productos, de tal manera que se cobre el monto necesario para cubrir los siniestros futuros esperados y que la compañía pueda afrontar dichos pagos sin problemas y asegurar así la protección de sus clientes.

  • Urgencia

    Una urgencia es una situación médica en la que tu vida no se encuentra en riesgo y en la que es muy probable que necesites atención médica pero no necesariamente inmediata.

    Estos son algunos ejemplos de urgencias: Bronquitis, diarrea, infección urinaria, deshidratación, mareo, náuseas, tos y salpullido, dolor de cabeza, garganta u oído, fiebre en niños menores de dos meses, ojos rojos, etc.

    Tomar conciencia y entender la diferencia entre urgencia y emergencia es muy importante, ya que esto permitirá que los recursos estén disponibles para responder rápidamente ante situaciones que sí necesiten de una atención inmediata.

    ¿Conoces la diferencia entre urgencia y emergencia?, te lo decimos cantando en este video.

  • Valor comercial

    Es el precio referencial del vehículo que deseas asegurar, es decir el valor en el mercado de tu carro. Ojo. No necesariamente es el mismo precio al que lo compraste. Por ejemplo: Hace 7 años compraste tu carro a 40,000 dólares pero si lo vendes hoy, tendrás que hacerlo de acuerdo al valor del mercado, por ejemplo 27,000 dólares.

    Cuando sucede una pérdida total o robo total de tu vehículo, se te indemnizará con el valor comercial de tu auto, al momento del siniestro. Es importante que estos precios estén regulados por alguna institución, por eso se toman en cuenta los valores dados por la tabla de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (APESEG).

  • Valor de reconstrucción

    Este término está relacionado con seguros para el hogar, específicamente con la protección a la construcción de la edificación.

    El valor de reconstrucción es el monto de dinero, definido en la póliza, que se invierte en volver a construir un inmueble, con las mismas características que tenía en la fecha del accidente, utilizando la tecnología y los materiales de construcción actuales.

    Este valor puede variar dependiendo de las características del inmueble que constan en los planos de construcción entregados a la Municipalidad Distrital que autorizó su construcción (metrado, capacidad, uso, antigüedad, etc.) y a la tendencia actual del mercado.

  • Vida Ley

    Es un seguro obligatorio para todos los trabajadores que tengan más de 4 años trabajando en una empresa. Este seguro incluye coberturas adicionales y tasas preferenciales dependiendo del número de trabajadores, el monto de planilla y de la composición de edades del grupo que esté asegurado.

    ¿Qué cubre un seguro Vida ley?

    Muerte Natural: 16 remuneraciones máximas asegurables (*)

    Muerte Accidental: 32 remuneraciones máximas asegurables (*)

    Invalidez Total y Permanente por Accidente: 32 remuneraciones máximas asegurables (*)

    (*) Las remuneraciones máximas asegurables están establecidas por el Sistema Privado de Pensiones para el seguro de invalidez, sobrevivencia y los gastos de sepelio.

    ¿Qué no cubre? Fallecimiento o invalidez a consecuencia de un suicidio o de lesiones auto-inferidas.